Reseña: El Pozo de los Deseos



Romántica Juvenil
En alza durante la última década y muy demandada por una juventud cada vez más lectora, los autores se decantan por ofrecer sus obras este público objetivo, devorador de libros. Dentro del gran número de escritores –entre ellos también españoles–, que se han unido a este fenómeno, se encuentra Encarni Maldonado.

Aunque escritora novel, no es la primera obra que escribe, pues ya ha participado anteriormente en concursos con otra novela de la que es coescritora. Además, dos de sus relatos forman parte de la Antología 150 Rosas, de la Editorial Divalentis, perteneciente también a este género.

El Pozo de los Deseos puede considerarse su opera prima, y Ediciones Ortiz quien ha apostado por él y realizado su sueño de publicar en papel. Ya en pre-venta, salta oficialmente a las librerías el próximo mes de noviembre. Un buen estreno que merece ser celebrado tras varios años de duro trabajo.

Sinopsis
Galicia, en la actualidad. Excursión de instituto, con un grupo de adolescentes rebosantes de hormonas, deseosos de un poco de aire fresco y libertad. Sobre todo eso. Y en medio de quinceañeras que buscan unos zapatos a juego con el vestido, besos, novios y amigos, Sonia. De prontos fuertes y algo huraña, la protagonista se aleja de todo lo convencional para esta edad, marcada por el divorcio de sus padres. Trata de alejarse de todo y todos, blanco de bromas de compañeros y terror de algún otro, y que casi nadie conoce bien. Ellos hacen lo mismo.

Es durante una de estas burlas y feas jugarretas cuando Sonia no aguanta más y se marcha de la habitación donde se quedaban, llegando hasta un pozo abandonado. Llorando y sintiéndose más infeliz que nunca, lanza un euro al pozo, que encuentra al fondo de uno de sus bolsillos. Desea que todo cambie, volver a tener amigas, a considerarse parte de una familia. ¿Qué puede ser peor que no tener nada ni nadie y no ser feliz?

Pero no sabe que, en ocasiones, los deseos pueden convertirse en realidad. Aunque siempre hay un precio a pagar, y el chico que encuentra en el pozo, Eloy, lo sabe bien. Lo iremos descubriendo con Sonia, quien también comprobará que, a veces, la vida es traviesa y le gusta divertirse jugando a algo más que a un final feliz.

Valoración de la obra
El Pozo de los Deseos versa sobre una chica tremendamente infeliz, Sonia, que quiere alejarse de la situación que está viviendo y cambiar su destino. Sin embargo, no sabe que la rueda de la fortuna ya ha comenzado a girar, y va a alterar su visión de la vida y el futuro. Para siempre y durante generaciones.

Al comienzo de la obra, Sonia puede parecernos algo extrema al expresar sus sentimientos y llegar a causarnos estupor en su presentación: enfadada con todos y con ella misma, nos hace sentir precisamente eso, a disgusto con los que la rodean, incluso con ella. Pero pocas páginas después, comenzamos a comprender el por qué de su carácter, de la transformación que ha sufrido en los últimos años, y la empatía florece por nuestra parte.

Transmite con gran precisión ese sentimiento de incomodidad y resentimiento, de odio hacia los demás y de falta de felicidad, que se va suavizando y formando parte de la trama de la obra. Lo que nos hace tomarle cariño al personaje y sentirla cada vez menos distante de nosotros, a medida que también ella va adaptándose y la vida le da el apoyo que necesita para alcanzar su deseo.

Entran en juego otros dos personajes principales más, Eloy y Adrián, y tres enemigos de la protagonista: Ángela, Mónica y Jordi. De entre ellos, el primero es el chico misterioso, guapo y que le gusta provocar en cierta manera a Sonia. Mientras que Adrián pasa por el ex amigo que se transformó en enemigo para volver a ser amigo de nuevo, influido por las artes de las personalidades más populares como Ángela y Mónica, quienes además de niñas ricas, disfrutan con hacerles la vida imposible a los demás sólo por diversión. Y por supuesto, el matón que ha de prestarse para novela de género romántico que se precie, encarnado en Jordi. Bruto, de pocas luces y gallito donde los haya, no duda en ponerse al servicio de esta última chica.

En cuanto a la trama, está bien tejida. Nos va conduciendo a través de dos mundos, dos planos, dos mentalidades diferentes. Dos caras de una misma moneda, la felicidad y la infelicidad, parte de la vida de Sonia y de los que la rodean. El amor también está presente, y es uno de los puntos centrales de la historia, por no decir que es el fondo y nexo de todos los demás aspectos que conforman la novela. Sin embargo, en esta ocasión no se trata del típico triángulo amoroso, un punto a favor.

En definitiva, una obra que nos recuerda a Alicia en el País de las Maravillas(1), pero que sólo comparte con ella la recreación de un mundo subterráneo fantástico donde todo es posible, donde la magia camina a nuestro lado, y la curiosidad innata de la protagonista la lleva a vivir una experiencia que la marcará para toda la vida.

Sé como Alicia y Sonia, y salta dentro del Pozo para vivir una aventura inédita, diferente y con carácter propio.


(1)Alice’s Adventures in Wonderland; Lewis Carroll (1865). Londres. Macmillan and Co.

Puedes encontrar más de Encarnación en su blog: